En nuestro día a día, a la hora de realizar deporte, o simplemente al realizar actividades cotidianas, corremos el riesgo de sufrir lesiones musculares o articulares que puede afectar a nuestra calidad de vida. Sin embargo, realizar ejercicios con un enfoque preventivo puede evitar sufrir lesiones.

En este artículo, vamos a ver cómo podemos fortalecer nuestro cuerpo y reducir el riesgo de lesiones a través de una estrategia proactiva y preventiva. Exploraremos las lesiones más comunes que enfrentamos en nuestra vida diaria, daremos algunos consejos prácticos para seleccionar los mejores ejercicios preventivos y compartiremos una serie de ejercicios para fortalecer nuestro cuerpo y mantenerlo en óptimas condiciones. 

Lesiones más comunes

Si queremos evitar las lesiones en nuestro día a día, lo primero que debemos de hacer, es conocer las lesiones más comunes y sus principales causas.

Esguince de Tobillo

Esta lesión se produce cuando los ligamentos que sostienen el tobillo se estiran o desgarran, generalmente debido a un giro repentino o una torcedura excesiva del pie. Puede ocurrir al caminar sobre superficies irregulares o durante la práctica de deportes de impacto, como el baloncesto o el fútbol.

Tendinitis

La tendinitis es la inflamación o irritación de un tendón, y puede afectar a diferentes partes del cuerpo, como el hombro, el codo, la muñeca o la rodilla. Suele desarrollarse por el uso excesivo de un músculo o grupo muscular durante actividades repetitivas, como levantar pesas, practicar deportes o trabajar con movimientos repetitivos.

Lumbalgia

Esta es una de las lesiones más comunes en la espalda baja. Se caracteriza por dolor en la zona lumbar y puede ser causada por diversos factores, como levantar objetos pesados de forma incorrecta, mantener una mala postura durante períodos prolongados o sufrir un traumatismo debido a una caída.

Tendinosis rotuliana

También conocida como «rodilla del saltador», la tendinosis rotuliana es una lesión en el tendón rotuliano, que conecta la rótula con la tibia. Ocurre principalmente por el uso excesivo de la rodilla en actividades que implican saltos repetitivos, como el baloncesto o el voleibol.

Dolor de hombro

Esta lesión puede ser causada por diversas afecciones, como la tendinitis del manguito rotador, la bursitis o la congelación del hombro. Suele originarse por el uso excesivo del hombro en movimientos repetitivos, levantamiento de objetos pesados o posturas inadecuadas durante actividades laborales o deportivas.

Lesiones frecuentes a la hora de hacer ejercicio

Consejos para elegir los mejores ejercicios preventivos de lesiones

Seleccionar los ejercicios adecuados para prevenir lesiones es un proceso que requiere consideración cuidadosa y atención a varios factores. Uno de los primeros aspectos a tener en cuenta es tu nivel actual de condición física. Si eres nuevo en el ejercicio o has experimentado lesiones previas, es fundamental comenzar con ejercicios de bajo impacto y progresar gradualmente a medida que aumenta tu fuerza y ​​resistencia. En este sentido, buscar la orientación de un fisioterapeuta o un entrenador personal puede ser invaluable, ya que pueden evaluar tus necesidades específicas y proporcionarte recomendaciones personalizadas.

Además, es esencial identificar y priorizar los grupos musculares que son críticos para la estabilidad y el soporte de las articulaciones más susceptibles a lesiones, como las rodillas, los hombros y la espalda baja. Al fortalecer estos músculos, se puede mejorar la biomecánica del cuerpo y reducir el riesgo de lesiones por movimientos incorrectos o sobrecarga.

La diversidad también juega un papel crucial en la prevención de lesiones. Es importante incluir una variedad de ejercicios que trabajen diferentes grupos musculares y patrones de movimiento para evitar el sobreuso y desequilibrio muscular. Esto no solo ayuda a prevenir lesiones, sino que también promueve un desarrollo muscular equilibrado y una mayor funcionalidad en actividades diarias y deportivas.

Ejercicios que previenen lesiones

Para prevenir lesiones y mejorar la salud física, es fundamental incorporar una variedad de ejercicios en tu rutina de entrenamiento. Aquí tienes algunos ejercicios recomendados que pueden ayudarte a fortalecer los músculos, mejorar la flexibilidad y aumentar la estabilidad:

Sentadillas

Las sentadillas son un ejercicio compuesto que fortalece los músculos de las piernas, incluyendo los cuádriceps, los isquiotibiales y los glúteos. Mantén la espalda recta y baja lentamente tu cuerpo como si estuvieras sentándote en una silla, luego vuelve a subir.

Elevaciones de talones

Este ejercicio fortalece los músculos de la pantorrilla y puede ayudar a prevenir lesiones en los tobillos. Ponte de pie con los pies separados a la anchura de los hombros y levanta los talones hacia arriba, luego baja lentamente.

Flexiones de brazos

Las flexiones son un excelente ejercicio para fortalecer los músculos del pecho, los hombros y los tríceps. Mantén el cuerpo en línea recta desde los talones hasta la cabeza y baja el cuerpo doblando los codos, luego vuelve a subir.

Plancha abdominal 

La plancha es un ejercicio efectivo para fortalecer los músculos del core, incluyendo los abdominales, los oblicuos y la espalda baja. Apóyate en los antebrazos y los dedos de los pies, manteniendo el cuerpo en línea recta desde la cabeza hasta los talones.

Estocadas

Las estocadas trabajan los músculos de las piernas y glúteos, así como la estabilidad de las caderas y las rodillas. Da un paso hacia adelante con una pierna y baja el cuerpo doblando ambas rodillas, luego vuelve a la posición inicial.

Elevaciones de hombros

Las elevaciones de hombros fortalecen los músculos de los hombros y mejoran la estabilidad de las articulaciones. Sostén una pesa en cada mano y levanta los brazos hacia los lados hasta que estén paralelos al suelo, luego baja lentamente.

Estiramientos 

No olvides incluir estiramientos en tu rutina de ejercicios para mejorar la flexibilidad y prevenir lesiones. Dedica tiempo a estirar los principales grupos musculares después de cada sesión de entrenamiento.

Ejercicios para prevenir lesiones

La prevención de lesiones es una parte crucial de cualquier programa de acondicionamiento físico. Al adoptar un enfoque proactivo para cuidar nuestro cuerpo, podemos evitar dolencias comunes que pueden limitar nuestra capacidad para llevar a cabo actividades diarias y participar en nuestras actividades favoritas.

Es importante recordar que cada persona es única, y lo que funciona para una persona puede no ser adecuado para otra. Es por eso que es vital personalizar tu programa de ejercicios según tu nivel de condición física actual, historial de lesiones y objetivos individuales. Consultar con un profesional de la salud, como un fisioterapeuta o un entrenador personal, puede proporcionarte orientación experta y recomendaciones personalizadas para prevenir lesiones y maximizar tu rendimiento.

Envía un Mensaje

9 + 10 =

Datos de Contacto

Teléfono: 644932266

Email: contacto@lolipoveda.com

Dirección: C/ Murillo 35, bajo. CP 02005 (Albacete)

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En que podemos ayudarte?
Llámanos
Dirección